7 Factores que debes tener muy en cuenta si padeces de estreñimiento.

Si eres una de las personas de ese 20% que sufren de envenenamiento crónico producido por estreñimiento crónico, déjame decirte que no es en absoluto una afirmación desproporcionada!.

Imagina tener almacenados varios kilos de materia fecal pegaditos a las paredes de tus intestinos. Sin ser ningún experto/experta en el tema…¿Cuál crees que será el resultado de la digestión y posterior asimilación de nutrientes?….¡Toxemia en sangre!.

Muy buenos días!.

Muchísimas personas sufren de estreñimiento en este país. Yo misma puedo constatar este hecho en la consulta, donde un número significativo acuden con esta problemática.

El estreñimiento, al igual que todas las enfermedades, debemos abordarlas globalmente como sugiere la medicina higienista. Si piensas en los laxantes (tanto farmacológicos como naturales) como solución a este problema, déjame decirte que solo proporcionan un alivio sintomático momentáneo que es, para lo que están diseñados pero en ningún caso, devolverán el equilibrio perdido a tus intestinos.

De nuevo toca labor de investigación y revisar cual o cuales, son las posibles causas que hacen que lleves media vida padeciendo estreñimiento sin conseguir solucionarlo.

¿Te gustaría saber que 8 Factores inciden directamente en tu motilidad intestinal?

Lo primerísimo que deberíamos tener en cuenta es, que si sufres de estreñimiento esto se traduce en una falta de energía vital generalizada. Has oído bien, para hacer caca como para todas las funciones que realiza tu organismo, necesitamos energía vital.

¿Que factores pueden estar robando esta energía a tus intestinos?.

Los verás a continuación…

  1. Como no podría ser de otra manera tu Alimentación encabeza el ranking de los posibles culpables. Tomar alimentos que nada tienen que ver con nuestra fisiología, pasa factura. Si tu despensa esta repleta de alimentos secos y densos y en tu nevera vegetales frescos y frutas brillan por su ausencia, definitivamente tenemos un problema!. Mi proverbio: “Dime que hay en tu nevera y te diré quien eres”. Evita de igual forma tomar alimentos picantes e irritantes de la mucosa digestiva e intestinal. Si te gusta y te cuesta mucho prescindir de este tipo de aderezos quizás, deberías considerar que tu paladar esta realmente alterado y has dejado de percibir el gusto natural de los alimentos frescos y vivos. Fíjate en los niños….¿se comerían un chile?. Rotundamente NO!.
  2. Respetar los biorritmos. Cenar a horas tardías donde nuestro sistema digestivo entra en vagotonía y ya no tiene la capacidad efectiva de digerir, provocará un acúmulo extra de comida en nuestros intestinos. Si cenas tarde puntualmente no tiene que suponer un problema pero si por el contrario, en tu casa se sigue cenando a la “típica hora española”, me temo que con el paso del tiempo, almacenarás más restos de comida en tus intestinos de lo que te gustaría. A saber que estos restos no digeridos a una temperatura de 37º fermentan y pudren!. No lo ves, pero es lo que ocurre!.
  3. Respetar las combinaciones. Lo sé, me repito como los ajos pero si hago hincapié en que las comidas sencillas son las más sencillas (valga la redundancia) de digerir y por lo tanto de asimilar, es motivo más que suficiente para tenerlo en cuenta. Comer de todo en la misma comida definitivamente ya no está de moda!. Mezclar legumbre y cereal en el mismo plato, tampoco!.
  4. Fármacos como antidepresivos, ansiolÍticos y anticonceptivos, ralentizan las funciones del organismo lo que también puede afectar a la motilidad intestinal.
  5. Estados psicoemocioneales alterados, pueden producir estancamientos en ciertos órganos. Estos estados demandan muchísima energía vital a costa de otras funciones realmente importantes cómo deshacerse de aquello que ya no nos sirve, vía cuele. Sin energía la tripa no se mueve como debe moverse.
  6. ¿Sabias que….Defecamos en una posición antinatural?. Los diseños de los inodoros nos obligan a defecar sentados en un ángulo de casi 90º lo cual si padeces de estreñimiento, no ayuda en absoluto. Antes de que aparecieran, el ser humano hacía caca de cuclillas en un agujero en la tierra. Hacer caca de cuclillas ejerce una ligera presión en los intestinos que ayuda a la defecación. Fíjate en como lo hacen los niños pequeños cuando comienzan a ser autónomos en este sentido. Obviamente la mayoría de nosotros no se va a poner a excavar una agujero en la tierra, pero si puedes colocar un pequeño reposapiés o taburete para subir las piernas y conseguir un ángulo de 35º. Si eres flexible mejor todavía, puedes incluso colocarte encima del inodoro, agacharte y tachan!!!. Entenderás a que me refiero, en el vídeo que encontrarás más abajo.
  7. Vida sedentaria. Pasar mucho rato sentados en la oficina o despacho es totalmente antinatural. Los tiempos han cambiado mucho y muy rápido pero nuestra fisiología, sigue siendo la que es. Mira como estamos diseñados, músculos, articulaciones, esqueleto, todo en conjunto está programado para que nos ejercitemos de algún modo. Busca momentos a lo largo del día para poder pasear ó correr durante un ratito, te hará mucho y muy bien!…

Observa que pueden ser uno varios factores de los aquí expuestos los que pudieran estar entorpeciendo el normal funcionamiento intestinal. ¿En cual de ellos te sientes reflejado?

La buena noticia es que el estreñimiento se cura así que, no te resignes a vivir así toda la vida. Empieza por examinarte y realiza ajustes en aquellas áreas que así lo estén demandando.

Ya ya sabes, que si necesitas un asesoramiento más personalizado, estaré encantada de poder atenderte. Para ello, tan solo tienes que rellenar el siguiente formulario y contarme un poquito más sobre ti.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Cuéntame un poquito sobre tu caso (requerido)

Agradeciendo de corazón tu confianza!.

Nos vemos en una semana!.

Con todo mi cariño,

Eva.