Buen día Gente Bonita!.

No sé si sabes que hace algún tiempo abandoné la capital buscando cobijo en un lugar más tranquilo. Aunque todavía no vivimos en la casita que nos gustaría, confío en que pronto aparecerá la posibilidad real de poder materializar este deseo.

Ayer, decidimos salir a dar una vuelta y visitar la comarca aledaña. Mientras paseábamos por Lanjarón (pueblo del agua), sentí una gran alegría de ver a mis dos chiquillos corriendo por las calles, subiendo y bajando cuestas, escondiéndose por los rincones y un sinfín de ocurrencias más sucediéndose una tras otra, a cada paso que daban. Por supuesto el agua tan atrayente y que circula por doquier, también fue elemento principal.

Me reconfortaba el Alma ver como los abuelitos retando a la noche, seguían sumergidos a veces en sus longevas conversaciones y otras, sin embargo, encontrando la paz en el silencio. Estando juntos, en silencio…

Lanjarón es un pueblo de los más longevos de España y dicen que en parte, se debe a la calidad de sus aguas. Aguas de manantial del deshielo de Sierra Nevada.

Es cierto que al pasear por sus calles, sorprende ver la cantidad de abuelitos (varones) que las pueblan y más sorprendente aún, es ver como la buena forma física se resiste a abandonarles. El trazado de sus calles a excepción de la principal, está compuesto por cuestas no en pocas ocasiones bien empinadas. A pesar de ello, sé de buena tinta que les gusta pasear. Supongo que la sencillez a la hora de entender la vida, los productos de la buena huerta  junto con la gimnasia orgánica, suman y no restan.

Tras la caminata, decidimos sentarnos a tomar un refrigerio y aunque el sitio no fue de lo más acertado, seguimos disfrutando de la suave brisa, de la algarabía que se sentía en la calle y, de unas patatas fritas que compré en una churrería cercana riquísimas!!!. Justo en frente sentado en lo que debía de ser su mesa de costumbre,  había un señor de unos 70 años aquejado por un problema de circulación que sus hinchadas piernas delataban. Disfrutaba de su cerveza mientras escudriñaba un periódico página a página. Terminados cerveza y periódico y, tras dejar la propina de rigor, pasó al lado de nuestra mesa y se paró a observar lo que rezaba el periódico de otro paisano que tenía sentado justo detrás de mi.

Esto en la gran ciudad es impensable si no quieres ser tildado de descarado y cotilla, pero en los pueblos gracias al cielo, las cosas aún funcionan de otra manera y reina la simpleza.

No pude ni quise evitar escuchar la conversación que, a pesar de no conocerse, iniciaron con total naturalidad.  Quizás pienses que soy una mal educada y otra cotilla. Esto dependerá de tu propia escala de medición. Para mi sin embargo,  estas conversaciones entre gente llana, sencilla, que no entiende de whats app ni de instagram, a día de hoy son todo un regalo para los oídos. Y como no podría ser de ora manera ésta no podía ser menos.

Ponte cómod@…

Para “romper el hielo” si es que existia, comenzaron a valorar cual o tal era el mejor periódico. Intuyo que deberían ser comarcales por que ninguno de los nombres que mencionaban,  me era familiar. Llegaron a la misma conclusión y decidieron por unanimidad cual de ellos lo era. Este nexo en común fue el punto de partida de una amena conversación, donde los temas se iban solapando con total naturalidad y espontaneidad uno tras otro.

No tardaron mucho en confesarse y cual fue su sorpresa, cuando ambos descubrieron que  eran dos lobos solitarios el uno por viudo y, el otro por divorciado. Y he aquí, el título que reza la newsletter de hoy y que simplemente me encanta!!!.

¿Tu te llevas bien solo?

Le pregunta el uno al otro.

Yo sí, responde y tu, ¿te llevas bien solo?. Por qué si no te llevas bien solo, no puedes llevarte bien con la gente. 

Chúpate esa!.

Esta rotunda afirmación tan sabia como sencilla encierra una gran verdad que quizás en esta era de la suprainformación, nos cuesta entender.

Una de las 7 Leyes Universales hace referencia precisamente a esto….cómo es adentro, es afuera. La ley de Correspondencia, dice que tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior. Está claro!…¿Cómo me voy a llevar bien con la gente si no me llevo bien solo?.

Ambos respondieron que SI con una franqueza que podía casi respirarse. Aceptando intuyo lo que la vida les había deparado ya sin pelea, sin resistencia…

Con el permiso de estos dos grandes personajes, me concedo el lujo de apropiarme de cada una de las palabras que componen esta elocuente frase. ¡Cuanta sabiduría innata!.

¿Puedo preguntarte si alguna vez te habías planteado esta cuestión? ¿Tu te llevas bien sol@?.

¿Y qué es para ti llevarse bien solo?. Para mi, sería el poder estar en paz en soledad, con uno mismo, sin peleas, duelos y conflictos mentales. Simplemente estar, estar sola, y estar en Paz. (El móvil cuenta como compañía digital), no te engañes!. Hace mucho tiempo que no tengo la oportunidad de encontrarme conmigo en esta profunda soledad y créeme que lo estoy deseando. Tengo la fecha, me falta el lugar….

Por eso querido amig@, para mi es un lujo toparme con estos seres que encierran verdaderos tesoros coronados de pura sencillez y humildad. Por eso, nunca pensaré que afinar el oído en busca de sus conversaciones es una falta de educación, lo que sin embargo supondría perder una gran oportunidad. Nunca tuve abuelos, ambos fallecieron antes de mi nacimiento y quizás por eso, internamente despiertan en mi cierta admiración y no puedo evitar fijarme en estos señores de boina, camisa a cuadros y pantalón de paño ó pana, cada vez que me topo con ellos.

Estas bellas personas con su actitud, me hacen tomar tierra y dejar que los pajaritos que a veces revolotean incesantes por mi mente sin rumbo y sentido, echen a volar.

Te confieso que cuando se despidieron con la misma naturalidad que se encontraron, me dio hasta pena.

En ese momento,  trajeron lo que habíamos pedido para cenar e interiormente, mi corazón hizo una reverencia dando las

GRACIAS!.

Por esa tarde con mi familia, por las risas, la brisa y el agua. Por los abuelos del mundo…..

Con todo mi cariño,

Eva.