Muy buenos días!

Con permiso de las Supremes he tomado prestado el estribillo que da nombre a esta newsletter de su famosa canción, por que me viene como anillo al dedo para describir como han sido mis últimas semanas!.

Aunque mi AMOR es muy diferente al que hace referencia, esta frase lleva martilleando mi cabeza varios días atrás!. Quizás mi inconsciente más consciente de lo que pienso, trae a mi mente estas 6 palabras incansablemente tratando de apaciguar mis demonios.

Este mes de Noviembre esta siendo “EL MES”. Ojalá y te hayas percatado de que llevas semanas sin recibir esta newsletter, lo que significaría que me estás echando de menos!.

Este mes de Noviembre me ha dado la oportunidad de participar en mi / nuestro propio “triatlón familiar”. Una carrera pedestre, participar en Biocultura Madrid con nuestro puesto de comida vegano (Veggie Pita Point); una carrera ciclista, participar 15 días después en Bionatura Granada también con nuestro restaurante ambulante y, una carrera de natación atravesando un mar de mocos y tos con una longitud de 27 días y sus noches!. El Benjamin de la casa ha experimentado su propio triatlón, superándose así mismo en lo que ha procesos catarrales se refiere!.

Después del triatlón, la semana pasada comencé a sentirme exhausta. Con apenas ganas de hacer nada calzándome una nube negra en mi cabeza que al igual que mi vestimenta, me acompañaba prácticamente a cada paso que daba.

El discurso conmigo misma estos días me decía: “con todos los recursos que posees y que bien pones en práctica con otras personas en consulta, eres incapaz de encontrar la manera de que estas mismas herramientas te funcionen a ti!”. Mírate,….¿donde está la Coach en Gestión Vital?. Perdida en las profundidades del Lago Ness con Nessie!.

Para mi que soy madre y emprendedora, admitir y aceptar que mi vida profesional irremediablemente se ve afectada por mi vida personal, es un hecho!. Intentar revelarme contra esta gran verdad, me genera en no pocas ocasiones mucha tensión. Invierto tiempo en organizar mí agenda semanal y mensual y de repente, me encuentro con circunstancias donde no me queda otra que agachar la cabeza, reorganizar la agenda y ACEPTAR que esto es así!.

En la consulta de terapia higienista uno de los factores que tengo siempre muy en cuenta y que casi siempre las personas pasamos por alto, es el factor sueño y descanso!. En no pocas ocasiones veo a personas que se sienten exhaustas y les cuesta entender que este cansancio viene más por la falta de sueño y descanso que, por la cantidad de trabajo que deben realizar.

Trabajar la Aceptación de las circunstancias que no dependen de uno, es por común otro gran pilar del trabajo terapéutico.

La falta de sueño y descanso desde luego han sido la verdaderas causas de que me sintiera tan bajita energéticamente estos días pasado simplemente, por que es una necesidad Vital!.

Tendemos a enfocarnos en un solo factor y nos olvidamos de que nuestra naturaleza no puede ser más holística. Uno puede comer a las mil maravillas y hacer ejercicio asiduamente que si no hay sueño o suficiente descanso, el desequilibrio orgánico está asegurado. Como dicen los grandes padres de la medicina higienista, debemos aprender a contemplar al ser humano en su conjunto, como un todo. Solo teniendo en cuenta todos los factores, conseguiremos restablecer el equilibrio perdido.

Cuando estamos atravesando situaciones que requieren mucha energía de nosotros (picos de trabajo) sea cuales sean, es importantísimo cuidarse todavía un poquito más. Es en estos momentos, cuando gran parte de nuestra energía se deriva al sistema relacional y apenas, contamos con energía para digerir nuestros alimentos. Cuando trabajo con personas donde por exigencias profesionales su trabajo requiere de mucha concentración, diseñamos conjuntamente un plan estratégico para que esta sobrecarga sea lo más llevadera posible y, la alimentación y el descanso aquí juegan un papel crucial!. Es sorprendente como antes las mismas circunstancias no se sienten desbordados y gracias, a este remanente energético, son capaces de afrontar las situaciones con objetividad y tranquilidad.

STOP in the name of LOVE…

Efectivamente, estas dos últimas semanas me he tomado la vida con algo más de calma. A veces con pelea, otras con aceptación de las circunstancias que de mi no dependen y otras rindiéndome ante ellas. Por Amor a mi pequeño…

Decidí comenzar la semana limpiando fisicamente a través de alimentación e hice algunos ajustes. Un día a base de fruta puede hacerte cambiar la percepción de las cosas. Un día a base de fruta en términos higienizas, es un día en el que otorgamos al cuerpo un pequeño descanso digestivo y esto, tiene una repercusión directa en el estado general de las personas. Al disminuir la carga digestiva contamos consecuentemente con este remanente energético. Toda la energía que antes se utilizaba para metabolizar los nutrientes, es derivada a otras funciones  que necesitan de este aporte extra.  La energía es la que es, ni se crea ni se destruye, pero nosotros tenemos la capacidad de redistribuirla. En mi caso, sirvió para limpiar y nutrir y, a partir del Lunes comencé a sentirme un poco mejor.

Hace ya un año recibiste el recetario de Adviento y muy a mi pesar, este año no he contado con el tiempo y la energía suficientes para repetir esta motivadora y bonita experiencia. Pero no pienso dejarte sin tu regalo navideño algo muy especial y acorde a mis circunstancias actuales, estoy preparándote ya!. Sabrás un poquito más la semana que viene!.

Muchos de los que hoy recibís estas newsletter llegasteis a En Tierra de Eva, por el Recetario de Adviento del pasado año y muchos de vosotros, os habéis quedado conmigo. Este hecho ha sido motivo suficiente para que hoy por fin, haya conseguido calzarme un chai calentito y ponerme dedos a las teclas ésto, y un correo que recibí ayer de mi compañera de profesión Adriana Molina, donde su empatía realmente me conmovió.

Gracias a todos vosotros que con vuestros sinceros comentarios conmovéis mi Alma.

Gracias Adriana, tus palabras no pudieron ser más precisas en calidad y tiempo!.

Os dejo con un aperitivo de lo que me traigo entre manos y que está incluido en el Recetario de Adviento del  pasado para que comencéis a calentar motores!!!.

Si quieres descarte el “Recetario de Adviento para el Cuerpo y para el Alma” del año pasado, puedes hacerlo aquí

https://www.entierradeeva.com/recetario-de-adviento/

Hasta la próxima Semana!

Con cariño,

Eva.