2 Motivos por los que el acto de comer es una constante en tu día a día.

¿Por qué no puedo parar de comer?, es la pregunta que parece no tener respuesta ó si la tiene, por el momento no hemos sido capaces de dar con ella…. al menos hasta el día de hoy!.

Muy buenos días.

2 Motivos protagonistas indiscutibles son los que convierten la comida en una constante cada uno de tus días.

Si sientes y sabes que comes demasiado y no entiendes de donde surge esa necesidad ó impulso irrefrenable, hoy quiero explicarte a que puede deberse.

Estoy segura de que después de leer lo que quiero contarte al menos, conseguirás algo de calma fruto de la comprensión y el entendimiento. ¿Estas list@?

Vamos a conocerlos:

  1. Principio de Asimilación y Desnutrición Permanente: “No nos nutre lo que ingerimos si no lo que asimilamos”. Podría hablar largo y tendido sobre este tema en cuestión pero voy a tratar de resumirlo al máximo. Algunas personas que sufren de este hambre casi permanente están literalmente desnutridas. Cuando el cuerpo requiere de una serie de nutrientes que a través de nuestra “incorrecta alimentación” no estamos incorporando, seguirá teniendo apetito y así nos lo hará saber. Comida antifisiológica, malas combinaciones, comer en estados emocionales alterados, comer más de lo necesario, comer deprisa, influye directamente en la asimilación de nutrientes. Es muy probable que después de comer así, al poco rato sintamos hambre de nuevo. Nuestro organismo no se ha saciado con los nutrientes necesarios. Por eso me aventuro a decir que comiendo así, sufrirás de desnutrición permanente. Por favor, no olvides que una mala digestión, supone fermentaciones y putrefacciones con grave envenenamiento crónico y una pésima asimilación.
  2. Hambre Emocional, la gran pandemia de las sociedades desarrolladas y el segundo motivo por el que el simple acto de comer, se convierte en algo muchísimo más complejo. ¿Cuantas veces te has sorprendido comiendo a la media hora de haberte levantado de la mesa?. ¿Tienes la sensación de que una vez que empiezas a comer te cuesta mucho parar?. Es en este tipo de conductas es donde el Hambre Emocional se pone de manifiesto….¿Para qué lo haces?, esa es la gran incógnita a resolver pero puedo, adelantarte algunas pistas:
  • aburrimiento
  • soledad
  • vacío
  • sueño
  • cansancio
  • malestar
  • nerviosismo
  • estrés
  • discusión y un largo etc….

¿Te ves en alguna de ellas?

Y no hay más… Deja de buscar por que estos son los 2 motivos principales por los que el acto de comer puede terminar por convertirse en el gran protagonista de tus días.

Si eres de los que se engloba en el primer grupo y sufres de Desnutrición Permanente, llegados a este punto habrás asumido que quizás, tu desnutrición permanente tiene mucho que ver con la capacidad de asimilación que a día de hoy tiene tu organismo.

Comparto contigo el siguiente vídeo con información 100% práctica y claras sugerencias que, llevadas a la práctica, harán que experimentes una gran mejoría digestiva y por ende asimilativa lo que, con algo de tiempo, terminará por aplacar ese hambre constante y voráz. MUY RECOMENDABLE!

Si por el contrario, encajas en el segundo grupo y padeces de Hambre Emocional, en el siguiente enlace podrás descargarte de manera totalmente gratuita un Ebook + Cuaderno de Ejercicios que te ayudarán a controlar ese impulso irrefrenable de comer compasivamente:

Click aquí para descargar tu Ebook 5 Claves para desactivar el hábito de comer compulsivamente

Estés donde estés, espero de corazón que sea cual sea tu problemática, leer este post te haya ayudado a entender por fin… ¡Por Qué!

Con todo mi cariño,

Eva