Un nuevo paté delicioso y sencillo de realizar. Ideal como entrante o aperitivo. Si te gusta el sabor intenso del tomate deshidratado puedes añadir unos poquitos más a la preparación.

Si te gusta más espeso también puedes añadir un puñadito de pipas de girasol junto con el resto de ingredientes. Tener paté siempre preparado,  es un estupendo recurso cuando llegas a casa hambriento, evitando así picotear otras cositas que tengas por ahí ;).

Descarga aquí la receta Pate de alcachofas y tomate seco

Ingredientes:

1 taza de tomates secos a remojo la noche anterior.

1 diente de ajo.

6 corazones de alcachofas cocidos.

Una cdta. de comino en polvo.

Un puñadito de perejil fresco.

Una pizca de pimentón de la Vera

4 cucharadas de aceite de oliva de PPF.

Una pizca de sal de guernade.

Preparación:

Quita las hojas externas de las alcachofas, hasta llegar al corazón. Corta 1 cm del rabito y pélalo. Cuécelas junto con el rabito a fuego suave en dos dedos de agua. Cuando estén tiernas retira del fuego.

Escurre los tomates secos y reserva el líquido de remojo.

Coloca en la batidora todos los ingredientes comienza a batir, y ve añadiendo el agua de remojo de los tomates hasta obtener la consistencia de un paté.

Acompaña con palitos de verduras ó rellena hojas de endivia con él.