Un pequeño pero complejo gesto que, puede transformar tu Vida en algo muy distinto. Lo Juro!.

Buenos días,

Ahora que en este ciber mundo se han puesto tan de moda los Retos Online para todos los gustos y condición, no pienses ni por asomo que quiero retarte, la vida ya es en si misma “El Reto” por excelencia sin embargo, me gustaría pedirte que por favor me dejes hablarle a tu Compromiso.

Aunque el título de esta newsletter tenga un toque adolescente, lo cierto es que encierra una gran verdad.

A) ¿Te Quejas con Mucha frecuencia?

B) ¿Te Quejas con poca frecuencia?

C) ¿No te quejas nunca? y, cuando me refiero a nunca, no es que te crees que aceptas y te pones en modo pasivo/agresivo o lo que es lo mismo, en plan chung@ no, es que no te quejas, por qué aceptas las circunstancias tal cuales son.

Si para ti, A ó B son afirmativas entonces, te conviene seguir leyendo.

Si para ti A y B son negativas entonces, C es positiva (con todas las consecuencias). Dirígete al botón de escape ó cierra esta newsletter y, dedícale el tiempo a otra cosa más provechosa para tí, por qué esta lección parece ser la tienes bien aprendida.

Grupo A ó B!…Presentes!!!

El salvapantallas de mi movil (y puedes ver la foto en mi instagram), tiene la palabra Compromiso cómo única protagonista. Me sirve para recordarme el pacto que he realizado con mi ser esencial, no el mental. El ser esencial es aquel que acostumbramos a soterrar en capas y capas de actitud amañada, complejos, exigencias y autosabotajes. Es el verdadero Paco, Almudena, Pedro, Sara y Eva….

Es con esta Eva, con la que he pactado la determinación de no poder quejarme.

El que no mola no poder quejarse es duro, créeme que lo sé.

No poder quejarte supone que tienes que trabajar algo en ti y sé que esto nos puede dar una pereza supina. Te entiendo, se está más agustito en el sofá, renegando a diestro y siniestro.

Cuando decides categoricamente y sin fisuras dejar de quejarte, ni te imaginas cuanto puede cambiar la película de tu propia vida.

Dejar de Quejarse te abre puertas. Dejar de Quejarse canaliza y renueva energías. Dejar de Quejarse te hace infinitamente más atractiv@ a ojos de los demás. Dejar de Quejarse te convierte en una persona mucho más hábil y entrenada en la resolución de conflictos.

A modo de Slogan : “Deje de Quejarse y todo seran Ventajas”

Decido NO quejarme y ¿ahora qué?.

Respira que el mundo no se acaba…..Se Transforma y, tienes dos opciones:

  1. Aceptar que no, resignarse.
  2. Pasar a la Acción.

Si Aceptas desde lo más profundo de tu corazón y entiendes finalmente que esa situación es la que es y decides dejar de pelearte con ella amig@ mío, estás haciendo uno de los trabajos más complejos desde mi humilde punto de vista, que encierra toda esta new age del crecimiento personal.

Si por el contrario, decides pasar a la acción y tratar de influir en la medida que te es posible ante esa situación que te molesta y te lleva a quejarte una y otra vez, te doy mi enhorabuena por qué has puesto en marcha un mecanismo que llevaba estancado mucho tiempo. Por fin estas dispuest@ a arremangarte y pringarte lo que haga falta para tratar de mejorar ó solucionar el asunto en cuestión. Aleluya!!!.

Toda la energía vital que se lleva la queja ( y créeme que quejarse nos dejas las baterías en la rallita roja) ahora, es hábilmente reconducida. Aunque por el momento no veas la solución ante determinada situación, siempre tienes algo que hacer para estar un poquito más conforme con ella (recuerda aceptar o pasar a la acción).

La Situación es la que es, pero es muy cierto que la actitud que adoptemos ante ella, lo es todo.

Ahora si, ¿Compromiso estás ahí?….¿Me escuchas?

Comprométete a no quejarte conmigo.

Comprométete al menos, a estar hasta el próximo Viernes en que recibirás la nueva newsletter, a que NO TE VAS A QUEJAR MÁS!!! ¡7 días sin quejarte!. ¿Podrás conseguirlo?. Te vas a sorprender de lo acostumbrados que estamos a quejarnos casi por cualquier cosa. Sólo así serás plenamente consciente de cuánto acostumbrabas (pasado) as quejarte!.

Sea cual sea la situación, con determinación y compromiso y por mucho que te crispe, recuerda que no puedes quejarte. Acéptala sin más o busca posibles soluciones al problema. En la Queja no encontrarás absolutamente nada!.

Para asegurarme de que no haces trampa, a continuación tienes una serie de gestos que sin palabras, son quejas y de las gordas.

  1. Resoplar
  2. Tocar poseídamente el pito del coche
  3. Lanzar objetos voladores identificados
  4. Poner ese gesto de ¿en serio?
  5. Mirar el reloj 17 veces seguidas y mover el piececito como si fueras Ginger Rogers o Fred Astaire.

Tu ya me entiendes!!!

Y, puede que te parezca una exageración que sin lugar a duda NO lo es, quejarse continuamente enferma el Corazón y el Alma. Estar continuamente en la queja nos arruga por dentro y por fuera.

Sé que es muy sencillo quejarse sobre algo o alguien y no asumir la PLENA RESPONSABILIDAD que tienes con tu VIDA. Pero el no querer asumirlo no cambia absolutamente nada la situación en questión!.

TIENES PLENA RESPONSABILIDAD CON TU VIDA, en todos y cada uno de sus ámbitos: relaciones, amistades, familia, descanso, ocio, alimentación, trabajo….

Quiero ayudarte a que estés un poquito más feliz….¿Cuento contigo? ¿Dejamos de quejarnos junt@s?.

Si he conseguido hablarle a tu compromiso y se ha hecho eco de esta maravillosa idea, me encantará escucharte en los comentarios que puedes escribir más abajo.

Yo sigo entrenando y mientras tanto, te dejo con el link a otro post que escribí en esta misma línea de la new age del autoconocimiento que seguro, seguro, te ayudará!!!. https://www.entierradeeva.com/confia-en-la-vida-y-suelta/

Hasta el próximo Viernes, disfruta de estos 7 días sin queja!.

Con todo mi cariño,

Eva.