Soy una de las tuy@s y, créeme que yo también me hago mis propuestas y acciones a mejorar cada Año Nuevo que se estrena y, para que no se las lleve el viento, las escribo también en cada recién estrenada agenda para tenerlas presentes tratando así, de mantener el rumbo durante estos 365 días.

Pero esta vez, he considerado inteligente y sensato añadir un “si las circunstancias me lo permiten” al final de cada una de ellas. Por ponerte un ejemplo, estoy plenamente comprometida contigo y conmigo en subir contenido de interés a mi canal tanto en formato vídeo receta como vídeo tutoríal tratando así, de ofrecerte un poquito de mi. Un buen ejemplo de una de las acciones que me he propuesto y que cito textualmente es:

“Subir un vídeo cada semana a mi canal de youtube si, las circunstancias me lo permiten”.

Desde que se estrenó el mes de Enero han transcurrido 3 semanas. La primera de ellas no cuenta a nivel profesional ya que, se encuentra dentro del marco de las festividades navideñas.

La segunda, volvíamos de viaje con todo lo que ello implica.

La tercera es decir, la pasada semana, simplemente las circunstancias no me lo permitieron.

“Si, las circunstancias me lo permiten”. Esta coletilla al final de cada acción, me hace sentir mucho más relajada y acorde con mi vida, de alguna manera cambio la propia autoexigencia con la aceptación de mi realidad, por que simplemente hay acontecimientos que suceden espontáneamente ante los que me tengo que rendir. De algún modo, siento que hago las paces con la Vida y entiendo que a veces tiene otros planes para mi. Por que no hay nada más sensato que predicar con el ejemplo, cuando les digo esto mismo a las personas con las que trabajo en terapia, el mensaje se hace eco en mi interior.

Por eso, aunque este vídeo tutoríal me hubiera encantado compartirlo contigo el pasado Viernes (como acostumbro a hacer)…no fue posible.

No me quiero extender mucho más, sólo anticiparte que justamente el vídeo que estás a punto de ver (ojalá y así sea), podría resumir en esta contundente frase:

“Trata de aproximarte a tu Ideal de vida todo lo que tu Realidad te lo permita”

Sin tensiones,

Sin conflictos,

Sin culpa,

Comprendiendo y Aceptando que a veces el hombre propone pero Dios dispone!.

El ALIVIO está garantizado!.

Nos vemos muy prontito!. Espero de corazón que disfrutes del vídeo y si, me he cortado el pelo;)!.

Con todo mi cariño,

Eva.