He hecho cambios en mi alimentación pero no noto ninguna mejoría a nivel digestivo e, incluso me siento peor….

¿Por qué?

Este es el caso de Anna:

Anna, hace algún tiempo ha dejado de consumir carne aunque sigue tomando pescado y huevos. Ha incrementado mucho el consumo de verduras y legumbres pensando que sus digestiones mejorarían pero, le sucede lo contrario. Se siente muy hinchada y con muchos, muchos gases. También ha comenzado a tomar una cápsula de probiótico al día y tampoco encuentra mejoría. Su pregunta es: ¿Crees que mi cuerpo necesita hacer este tipo de ayuno?. (refiriéndose a los ayunos intermitentes).

Muy buenos días,

¿Te ves reflejado en este caso?.

Como os contaba en el vídeo anterior Cómo recuperar tu confort digestivolos probióticos indudablemente tienen un impacto muy beneficioso sobre la mucosa intestinal pero, no son la panacea y tampoco podemos esperar que desde la primera semana comencemos a notar sus efectos. Sus beneficios comenzarán a sentirse después de tomarlos durante algún tiempo.
El caso de Anna es algo bastante común. Cuando sentimos que necesitamos realizar cambios en la alimentación para mejorar nuestra calidad de vida en general  a veces, es tanta la información a la que tenemos acceso que, lejos de aclararnos cómo y por donde debemos comenzar, nos confunde todavía más. En este sentido la naturopatía higienista juega en tu favor por que el estilo de alimentación que promueve, se basa en puro sentido común.

Los Ayunos intermitentes son muy aconsejables en este tipo de situaciones ya que, poco a poco, iremos otorgando a nuestro propio organismo tiempo y energía para que pueda ir reparando la mucosa deteriorada allí donde se necesite.
Cuando decidimos hacer cambios en nuestra alimentación, los llevamos a cabo y no estamos logrando los resultados esperados, tenemos que tener en cuenta los siguientes motivos por los que esto pudiera estar sucediendo:

  1. Mucosa muy deteriorada.
  2. Malas combinaciones.
  3. Comer deprisa ó, en situaciones de estrés y ansiedad.
  4. Incremento sustancial en el consumo de legumbres por miedo a que puedan faltarnos proteínas.
  5. Comer sin hambre ó más cantidad de la que realmente necesitamos.

Sé que alguna de ellas parecen muy obvias pero créeme que es aquí donde solemos meter la pata.

Te lo cuento todo en el siguiente vídeo….

Te dejo aquí de nuevo el link del primer vídeo sobre el Confort Digestivo donde además, podrás encontrar un recurso gratuito y descargaste con 5 Recetas que te ayudarán a recuperarlo. Cómo recuperar tu Confort Digestivo.

Espero de corazón que este vídeo te sirva de ayuda. Cómo siempre te espero en los comentarios.

Hasta la próxima Semana!

Con cariño,

Eva.