Ó, como limpiarte por dentro sin recurrir a programas extremos!

Buenos días,

Si estabas ya cansada de escuchar palabras como Navidad, Feliz Año, Polvorones, Regalos, Roscón, y Turrón, ahora Detox, Depuración, Dieta ó Bajar de Peso, parecen partituras en clave de DO.

No solo tenemos que superar las Navidades, más difícil si cabe, es superar el síndrome post Navidad que implica volver a la rutina, conseguir que los niños estén durmiendo a una hora prudente, rescatar las ensaladas y lograr enfundarte nuevamente en tus pantalones etc…

Si bien es cierto que ya no necesitamos cazar mamuts, ni ser nómadas en busca de sustento, los nuevos obstáculos con los que ahora toca lidiar tienen que ver tan poco con nuestra naturaleza humanita, que los hace tanto ó más complejos.

Introducción mejor o peor expuesta, vamos al asunto en cuestión…

¿Cómo Depurar Tu Organismo Sin Radicalismos? o lo que es lo mismo, cómo podemos permitir que nuestro organismo elimine toxemia de manera sencilla y flexible. Estas dos palabras encierran la clave.

Programas para depurar tu organismo los hay a decenas, unos mejores que otros y, aunque sientes y tienes la voluntad y/o necesidad de hacer una pequeña depuración tras las Fiestas Navideñas, por los motivos que tengas, apuntarte a uno de estos programas es algo que no terminas de hacer.

Aclarado esto, puedes hacer mucho por ti misma, tu misma y, aunque sería mucho más rentable venderte el programa detox por excelencia que, conocerás en algún momento pero no ahora, voy a darte unos consejos que propiciaran las condiciones óptimas para que tu organismo desencadene el proceso de depuración él solito.

¿Qué cosas tienes que tener en cuenta antes de instaurar tus propia pautas depurativas en casa?, no te saltes este párrafo que es importante que por eso, está en negrita.

  • ¿Cual es tu estilo de alimentación? y con esto me refiero, a cuanta cantidad de carne y pescado consumes a la semana, cuanta presencia de lácteos hay en tu dieta, con cuanta frecuencia comes “alimentos” procesados ó fast food, cuanta presencia de frutas y verduras frescas, que porcentaje de tu alimentación procede de la agricultura ecológica, etc… Es importante conocer el lugar desde el que partes para poder implementar unas rutinas u otras.

Para que puedas entenderlo mejor te pongo un ejemplo:

Si vienes de un estilo de alimentación tóxico es decir, hay gran presencia de los alimentos mencionados anteriormente con la excepción de frutas y verduras, si este es tu caso, cenando cada noche un par de piezas de fruta, tu organismo comenzará a depurar de lo lindo sin embargo, si vienes de una alimentación más limpia, quizás para ti sea más efectivo estar unas semanas con ayuno intermitente es decir, realizar dos comidas al día, idealmente sobre las 12:30-14:00 y entre las 19:00-20:00.

  • ¿Sueles comer mucha cantidad de comida ó, eres de las que continúa comiendo a pesar de no tener hambre?. En este caso, regulando la cantidad de comida que ingieres, sirviéndola en un platillo más pequeño y masticando a conciencia, tu organismo y sobre todo tu aparato digestivo, comenzará a descongestionarse y consecuentemente, eliminarás poco a poco la toxemia acumulada. Si además, sustituyes de nuevo la cena por un par de piezas de fruta, notarás enseguida el proceso de eliminación.
  • ¿Tomas mucho café?, entonces, una buena estrategia sería disminuir la cantidad de café diario y quedarte con ese que para ti es imprescindible. Puedes sustituir el café por malta tostada, que de sabor es muy similar y sigues tomando algo calentito. Ya se, la malta no es igual que el café (enfurruñada), obviamente no lo es, pero si quieres depurar tienes que poner algo de tu parte si?. Acompaña además la reducción de café aumentando la ingesta de frutas y verduras y ya estarás haciendo mucho más que el 90% de las personas que conoces.
  • No persigas resultados inmediatos. Si llevas media vida dandole caña al sistema digestivo por favor, se algo paciente y consecuente. Existe una elevado número de personas que esperan eliminar todo lo que les sobra en unas semanas y, no entienden como no pierden más más peso ó más deprisa si llevan una semana cenando fruta. A lo mejor tu organismo ahora que por fin le brindas la oportunidad de eliminar, está ocupado realizando otras labores más urgentes que por el momento, no se ven reflejadas en la báscula. Nuevamente se paciente y confía en él que sabe y mucho.
  • Los 3/4 primeros días, es muy probable que te sientas cansada (en mayor o menor medida según el grado de toxemia), con pocas ganas de hacer nada, con dolor de cabeza, de estómago, algo mareada….Todo esto son las señales inequívocas de que el proceso de eliminación ha comenzado… A nadie nos gusta sentirnos mal pero estas señales, son perfectamente soportables y tienen un tiempo limitado, así que dales la bienvenida pues todo está en marcha!.

Date cuenta que los puntos mencionados anteriormente hacen referencia a tu estilo de vida y alimentación por eso, es realmente importante saber del lugar desde el que partes. Dependiendo de ese punto de partida, podrás implementar estrategias más leves o severas.

En mi caso por ejemplo, aunque cene cada noche 2 kiwis esto no aumenta mi motilidad intestinal en absoluto. Mi ingesta en frutas y verduras crudas, suponen al menos el 90% de mi alimentación. Para que mi organismo desencadene el proceso depurativo, necesito implementar medidas más “severas”.

Todo lo que tienes que hacer si realmente quieres depurar tu cuerpo es ser constante, paciente y perseverante. Pactar contigo misma que durante X días vas a hacer esto ó esto otro y, mantener este compromiso FIRME….funciona..

Pero si después de haber leído todas estas líneas sigues con dudas y, prefieres realizar este proceso asesorada por un experto en el tema, con muchísimo gusto puedo acompañarte. Te dejo justo aquí debajo una cajita de contacto.

Tu Nombre (*)

Tu Correo electrónico (*)

Cuéntame un poquito sobre ti

Fé y Perseverancia!. Dos Palabras Clave para tu próxima semana.

Y aquí te dejo un vídeo que puede interesarte….

Con todo mi cariño,

Eva.