Hace poco tiempo recibí una petición de un lector que, al parecer sufría de anemias intermitentes y me preguntaba que podía hacer para tratar de solucionar este problema.

Desgraciadamente, este es un padecimiento que a no pocas personas afecta y me pareció que sería interesante explicarte las verdaderas causas que, determinan unos niveles anormalmente bajos y, que muy probablemente nadie antes te había contado y, si estoy tan segura, es por qué la inmensa mayoría de dietistas y nutricionistas atienden únicamente a lo que comemos pero nunca observan al que come. Y sin esta observación, nunca llegaremos a comprender por qué un organismo diseñado a la perfección es incapaz de absorber el hierro….

Aquí las tienes,  7 claves para Comer y Absorber el Hierro a mi parecer, muy reveladoras….

  1. COMER Y ASIMILAR NO ES LO MISMO. Y, refiriéndome a lo anterior, cuando observamos meramente lo que comemos y olvidamos completamente al ser que come, nos encontraremos con verdaderas dificultades. La capacidad de asimilación de un ser humano es de vital importancia para cerciorarnos de que aquello que ingerimos puede ser asimilado. Una cosa es introducir sales minerales y vitaminas en el organismo y otra bien distinta, es que este organismo sea capaz de utilizarlas.
  2. ELIMINAR MEJOR QUE AÑADIR. Creemos que como tenemos deficiencia de ciertos minerales en este caso de hierro, la solución ideal pasa por tomar algún tipo de suplementación ó lo que es casi peor, atiborrarnos a carne roja e hígado sin prestar atención a las verdaderas causas que puedan estar ocasionando este deficiencia de hierro. Un buen ejemplo son las sustancias estimulantes que están presentes en nuestra dieta diariamente y que son verdaderos antagonistas de vitaminas y minerales. En este sentido, sería mucho más eficaz retirar aquellas sustancias que, por un lado interfieren en la correcta asimilación y por otro, son literalmente ladrones de estos valiosos micronutrientes.

Un ejemplo bien claro es el café y el té negro. Ambos actúan como antinutrientes impidiendo la asimilación del hierro y del calcio. También los productos lácteos presentes en nuestra dieta, impiden en gran medida la absorción de hierro en las paredes intestinales.

La carne “rica en hierro”, es un producto muerto en estado de descomposición que produce putrefacción en el intestino y promueve una flora intestinal patógena. Sin un intestino limpio y una flora repleta de bichitos buenos, la síntesis y asimilación por ejemplo de B12 (relacionada con la anemia ferropénica), no se realizará con efectividad. Precisamente la ferropenia es la causa de anemia más extendida en el mundo, incluyendo los países mayores   consumidores de carne roja y de suplementos  ricos en hierro. ¿Cómo es posible?.

3. LA ANEMIA MUY POCAS VECES PROCEDE DE LA FALTA DE HIERRO EN EL MENÚ. Casi siempre se debe a la incapacidad de utilizar el hierro y otras sustancias. Los niveles de hierro no siempre se restablecen cuando se suministran suplementos sin embargo, cuando eliminamos la toxemia mediante una cura depurativa restableciendo el equilibrio natural de la flora intestinal, cuando restablecemos la energía vital y por ende la energía nerviosa, cuando aprendemos a gestionar nuestras emociones y situaciones estresantes y desvitalizantes y en general, corregimos hábitos de vida, sólo entonces, el organismo estará en perfecto equilibrio recuperando y restaurando los valores normales de minerales y vitaminas. Sólo entonces, le devolveremos la capacidad innata de digerir y asimilar correctamente.

4. UNA DIETA PERFECTA NO ES SINÓNIMO DE ÉXITO. Si la dieta es perfecta pero el resto de la vida del individuo es un perfecto CAOS sobre todo a nivel emocional, el cómputo global en el estilo de vida dará como resultado: Enervante. Éste resultado, será suficiente para que la digestión y por ende la asimilación de nutrientes no se lleve a cabo de manera efectiva, lo que podría perfectamente incurrir en un déficit de hierro.

 5. COMBINAR BIEN LOS ALIMENTOS. Esto puede ser realmente importante, puesto que las malas combinaciones donde encontramos demasiadas mezclas, demasiada cantidad de comida, con mucha presencia de alimentos densos y pocos vegetales, producirá claramente una putrefacción y fermentación intestinal impidiendo lógicamente que todos los nutrientes no sólo no lleguen a absorverse si no que además, el resto de tu organismo a través de la sangre, se intoxicará con productos de desecho resultados de una mala metabolización. Una pena!.

6. CALIDAD MEJOR QUE CANTIDAD.  Presta atención no sólo a la calidad de los alimentos que están sobre la mesa, también a la manera en que los comes, cuan deprisa lo haces, que cantidad ingieres. ¿Cuál es tu estado emocional a la hora de sentarte a comer? ¿estas nervioso, enfadado, cansado?. ¿Sigues comiendo a pesar de sentirte lleno?. Si me molesto en plantearte estas preguntas es por qué todo esto interferirá enormemente en la asimilación de nutrientes. Cuando estamos estresados tu sistema digestivo esta literalmente “OUT OF SERVICE”. Deja que pase, cálmate y entonces cuando sientas hambre, Come!.

7. EN LOS ALIMENTOS REFINADOS NO HAY HIERRO ORGÁNICO. Cuando se refinan las harinas que forman el pan blanco o la pasta, minerales como el hierro y el cobre son destruidos. El cobre es necesario para la asimilación del hierro. A estos productos se les suele añadir artificialmente hierro inorgánico (inútil para el cuerpo de todas maneras precisamente por ser inorgánico), pero cobre no. Por lo tanto aunque en la composición nutricional de un alimento refinado veas hierro, ni mucho menos quiere decir que tu organismo pueda aprovecharlo por ser inorgánico y por ausencia de cobre. Un Timo!.

Para finalizar, decirte que no somos ni tan simples ni tan complejos, pero confiar y pretender restaurar el equilibrio a golpe de pastilla, ya sean medicamentos o suplementos, es creer en algo totalmente irreal.

En boga está decir que existe una pastilla para cada mal, pero ninguna pastilla restaura el equilibrio mediante el cual podremos asegurar que hemos recuperado este equilibrio perdido y por ende nuestra salud. No querer realizar los cambios necesarios y confiar nuestro bienestar a un puñado de vitaminas o minerales sintéticos carece de sentido, pero es así como funcionamos. Lo que se esconde detrás es más de lo mismo.

Espero de corazón que esta información pueda servirte de ayuda y si crees que le puede servir a otros recuerda que compartir es bonito ya demás es Gratis!!!.

Resumen de las 7 Claves:

  1. INGESTIÓN NO ES LO MISMO QUE ASIMILACIÓN
  2. MUCHO MÁS EFECTIVO SERÁ ELIMINAR QUE AÑADIR
  3. AMPLIA LA MIRADA Y NO TE FOCALICES SÓLO EN LA DIETA
  4. vuelve a recordar: NO TE FOCALICES SÓLO EN LA DIETA.
  5. A TU SISTEMA DIGESTIVO LE ENCANTA LA SENCILLEZ.
  6. NO ERES LO QUE COMES, TAMBIÉN CÓMO LO COMES.
  7. NO TODO EL HIERRO ES APROVECHABLE, NATURALMENTE.