¿Cómo te hablas?

¿Te has parado alguna vez a escuchar cómo es tú diálogo y que palabras empleas para contigo misma?

Es muy probable que nunca antes te hayas parado a observar cómo te hablas y en este post, me temo que toca hacer distinción entre mujeres y hombres ya que, a nosotras no sé por qué demonios, nos encanta echarnos un poquito más de arena en situaciones donde precisamente hundirnos un poquito más es lo último que necesitamos.

Muy buenos días!

En demasiadas ocasiones francamente nos hablamos muy mal tanto, que si la persona que tenemos al lado, nos hablara como lo hacemos nosotras mismas, pronto le mandaríamos a tomar viento fresco a la farola de Málaga!.

En mi propia experiencia y con mi propio diálogo, con la escucha puesta en otras mujeres cercanas y, lo que vengo observando a través de las consultas, te aseguro que hay mensajes muy afines entre nosotras que ponen los pelos de punta. Insisto que si escucharas esto en boca de un tercero te percatarías de la gravedad del asunto pero, aquí el diálogo es interno y lo terrible es que ni siquiera somos capaces de darnos cuenta.

Te dejo con las 30 perlas que espero desde hoy comiences a dejar de decirte, por Ti, por Ti y nada más que por Tí!.

Te mando una abrazo muy grande,

Hasta la próxima.

Con cariño,

Eva.